Ansiedad sin ansiolíticos

Ansiedad sin ansiolíticos

Farmacosonline

La ansiedad es un trastorno emocional que si se convierte en incapacitante constituye un problema de salud importante para la persona que lo padece. El tratamiento de este trastorno suele implicar la toma de ansiolíticos, unos medicamentos que siempre han sido muy controvertidos. 

Uno de los principales inconvenientes de los ansiolíticos es el grado de dependencia que pueden generar, además de los efectos secundarios que provocan, por este motivo en algunos casos se están empezando a mirar alternativas que no acarreen tantos perjuicios para estos enfermos. 

Al conjunto de estos fármacos se los conoce como benzodiazepinas, y dentro de los mismos destacan el famoso Valium u Orfidal, no obstante su elevado grado de dependencia los ha relegado a un segundo plano. Además, para tratar la ansiedad siempre ha sido muy común recurrir al famoso antidepresivo Prozac, que comenzó a ponerse de moda hace unos años y parecía un elemento indispensable en la vida de toda mujer. 

Lo que es cierto es que la ansiedad necesita tratarse mediante medicación, pero tal vez no sea necesario acudir a tratamientos tan agresivos. Hay una medicina complementaria a la que se puede recurrir en estos casos. Se trata de la homeopatía, un método terapéutico que según los expertos en homeopatía resulta eficaz a la hora de abordar el estrés y la ansiedad, entre otras patologías. 

Esta terapia se basa en el empleo de medicamentos homeopáticos que formulados a través de un proceso de dilución y dinamización específicos de este método, son prácticamente inocuos, sin efectos secundarios, ni interacciones. El resultado es que estos medicamentos respetan el organismo de las personas sin alterar su equilibrio natural. Podríamos decir que actúan en sintonía con el cuerpo y la naturaleza y no contra ellos. 

Esto no quiere decir que sean medicamentos naturales, porque para su elaboración emplean materias primas de origen animal, vegetal, mineral o de síntesis (químicos), pero están fabricados de una forma singular, lo que hace que carezcan de efectos adversos y que el médico los pueda prescribir a cualquier persona, independientemente de su edad o sexo. 

Para tratar la ansiedad y el estrés, destaca Sedatif. Este medicamento homeopático tiene varias ventajas en el tratamiento de estos trastornos, unas ventajas que se repiten en todos los medicamentos procedentes de la homeopatía. Así, en el caso que nos ocupa sobresale el hecho de que no genera dependencia, por lo que se puede dejar de tomar sin riesgos, aunque siempre es aconsejable consultar con un médico especializado en homeopatía. Tampoco provoca somnolencia y es compatible con otros tratamientos. En general, el conjunto de estas características es lo que está provocando que la homeopatía sea una disciplina cada vez a tener más en cuenta en el abordaje de la ansiedad.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario