InicioEnfermedadesQue alimentos puedo comer y cuales no en la lactancia materna

Que alimentos puedo comer y cuales no en la lactancia materna

¿Qué alimentos se puede
comer en la lactancia materna? ¿Hay que comer por dos?
¿Qué
alimentos están prohibidos en la lactancia?
¿Deberías suprimir el
tabaco, el café o el alcohol en la lactancia?
Cuidado con el contagio
de enfermedades estando embarazada











¿Qué alimentos se puede
comer en la lactancia materna?

La
madre que amamanta necesitara comer un poco más y beber bastante agua,
guiándose por su apetito y su sed. Pero, por lo demás, no es preciso hacer
cambios si ya seguía una dieta variada y equilibrada, que debe incluir
diariamente alimentos de los cuatro grupos:

*
Carne, pescado, huevos y legumbres.
*
Leche y derivados.
*
Pan, cereales y pastas.
*
Frutas y verduras.

Si
comiera poco o mal, empezaría a consumirse a sí misma para disponer, de los
ingredientes que lleva la leche. Pero el más abundante es el agua, y como de
eso no tenemos reservas, es necesario beber, casi dos litros al día. Si la
madre hace una orina muy fuerte y oscura, es que está tomando pocos líquidos.
Hay
que hacer una dieta normal, comiendo de todo y sin abusar de nada, pero
cuidando de llegar a los tres cuartos de litro de leche diarios. Un yogur, una
porción de queso, y uno o dos vasos de leche, son suficientes para alcanzarlos.
¿Hay que comer por dos?
Desde
luego, no es recomendable «comer por dos», pero lo que tampoco se
debe hacer, es intentar adelgazar durante la lactancia, y menos aún al
principio, pues aunque es difícil que eso altere la calidad de la leche, la
madre podría sufrir alguna carencia y hasta enfermar, y el hambre provoca
siempre malhumor, todo lo cual influye negativamente en la producción de leche.
Buena
parte del peso ganado durante el embarazo es precisamente una reserva destinada
a la lactancia, y por eso la grasa acumulada en caderas y muslos se pierde
antes dando de mamar. En caso de obesidad, se puede tomar leche semidescremada
y reducir el consumo de azúcar y grasas, especialmente las de las carnes. El
tipo de grasa de la leche depende de las que coma la madre, y las vegetales
aportan nutrientes tan esenciales como las vitaminas. Un poco de aceite de
oliva no engordará mucho, y puede ser muy beneficioso.
Alimentándose
correctamente, los suplementos de vitaminas y minerales no suelen ser necesarios.
No obstante, el obstetra recomendará lo más adecuado en cada caso, y muchas
veces conviene tomar algún preparado de hierro.
¿Qué alimentos están
prohibidos en la lactancia?
Los
alimentos que producen flatulencias como los garbanzos y las bebidas con gases,
no pueden causar molestias al niño, pues los gases nunca llegan a la leche. En
cambio, es cierto que los espárragos, el apio, las espinacas, las alcachofas,
las coles, las cebollas, los ajos, y bastantes especias, dan su sabor a la
leche, pero siempre que no se abuse, a muchos bebes no parece importarles
demasiado, y por otro lado, cuando tienen hambre se comerían hasta las piedras.
Sin embargo, recientemente se discute si lo que toma la madre, y especialmente
la leche de vaca, podría causar alergia a algunos niños. Y aunque el asunto no está
todavía claro, cuando se comprueba reiteradamente que un niño vomita o está más
inquieto los días que su madre ha comido un determinado alimento, es razonable
probar a suprimirlo de la dieta si el pediatra no encuentra otra justificación
para esos síntomas.
¿Deberías suprimir el
tabaco, el café o el alcohol en la lactancia?
El
Tabaco:
La nicotina pasa a la leche materna y disminuye su producción. En
cualquier caso, fumar nunca es razón para no dar de mamar. Siempre hay que
fumar con moderación.
Café,
té y colas:
Si se abusa de café (o de los refrescos de cola con cafeína), es
posible que al niño se le pongan los ojos como platos, y lo mismo ocurrirá con
el té, que lleva «teína», en todo idéntica a la cafeína salvo en el
nombre. Pero el consumo moderado de café o té no suele causar problemas, aunque
conviene repartirlo: mejor dos tazas ligeras al día, que una sola muy cargada.
Alcohol:
No sólo es falso que beber “cerveza o vino aumente la producción de leche»
sino que el exceso de alcohol hace lo contrario. Sin embargo, lo realmente
importante es que puede intoxicar muy gravemente al bebé, y durante la
lactancia hay que evitar el consumo de bebidas alcohólicas, aunque puede
permitirse una cerveza o un vasito de vino al día, porque en pequeñas
cantidades, el alcohol no pasa a la leche.

Cuidado con el contagio
de enfermedades en la lactancia materna
Enfermedades:
Consultar a tu médico. En algunas se desaconseja la lactancia materna, por el
riesgo de contagio de una infección grave, o porque los medicamentos que la
madre debe tomar perjudicarían al niño, o porque necesita reposo absoluto. Pero
en los resfriados y gripes se puede seguir dando el pecho, pues no son tan
peligrosos, ni suele necesitarse más que algún antitérmico totalmente
inofensivo para el bebé. Y el contagio se evita cuidando de no respirar encima
del niño o poniéndose una mascarilla y, sobre todo, lavándose muy bien las
manos antes de tocarle.
Medicamentos:
mucho cuidado con los medicamentos. Unos pocos están totalmente prohibidos,
otros son más o menos peligrosos para el niño, y algunos pueden disminuir la
producción de leche, pero también los hay inofensivos, como el paracetamol, que
es el analgésico más corriente. Deben evitarse grandes dosis de aspirina, pero
tomar esporádicamente alguna tampoco causa problemas. En cualquier otro caso, y
salvo que el prospecto indique muy claramente que no hay ningún tipo de riesgo;
siempre se debe consultar con el pediatra antes de tomar un medicamento.
Productos
de «Medicina Alternativas»:
Nada sin prospecto. Aunque la tila, la
manzanilla y las infusiones más corrientes no ocasionarán daño alguno, lo
natural no siempre es inofensivo, y tomar productos de composición desconocida
durante la lactancia materna supone también un riesgo para el bebé. De hecho,
está prohibido recetar y medicamentos «hechos por uno mismo» y quizá
debiera hacerse lo mismo con cualquier producto de eficacia no comprobada.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
 Autora:

 Mujeractual  

La salud femenina

Laura
Laura
Nacida en una familia de escritores y llevando el escribir en las venas, conocí internet y me enamoré de los blogs. Me describo como una chica soñadora, apasionada del conocimiento y de las culturas. Intento ser como una esponja que absorbe todos los conocimientos que le rodean.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments